¿Cómo concebimos nuestro trabajo?

DE MODO SISTÈMICO

Al cambiar un elemento en el sistema se cambia el sistema entero. Por ello es importante observar siempre con detalle donde mi cliente o mi clienta se encuentra dentro de la organización y determinar en forma conjunta los efectos e impactos de posibles cambios.

DE MODO DIALOGAL

Varios actores tienen distintos intereses y percepciones. Mediante el diálogo se prospeccionan y valoran estas diferencias en forma conjunta. Mi objetivo central es entrar en diálogo, intuir las percepciones de los distintos actores y comprender sus conclusiones. Bajo un proyecto común comprendo un proceso de aprendizaje común aún si los intereses de los participantes no son del todo idénticos.

DE MODO INTERCULTURAL

La asesoría en otros contextos culturales exige que no se imponga criterios culturales propios. No obstante a que las culturas organizacionales en su aspecto general son muy similares, por sus características culturales propias debemos siempre poner el acento a su marca diferencial. En contextos interculturales también se deben considerar las distintas fuerzas de la Sociedad Civil.

DE MODO PROCESUAL

En la planificación de un proyecto se debe partir de una visión sin aún haber determinado los diferentes pasos. Después de cada paso hay que analizar con todos los involucrados como funciona el trabajo en equipo y su interrelación antes de determinar y planear los siguientes pasos.